CONSEJOS PARA NO EXCEDERSE ESTAS NAVIDADES

CONSEJOS PARA NO EXCEDERSE ESTAS NAVIDADES

Las navidades ya se acercan y con ellas vienen estas comidas que nunca logras levantarte de la mesa y pasas de la comida a la cena sin darte cuenta.

Durante esos días comemos mucho más, cambiamos nuestros hábitos de alimentación y casi siempre las comidas ingeridas suelen ser de un alto aporte calórico, puede parecer una tontería, pero no es un nada fácil pasar las navidades sin haber aumentado de peso o incluso haber llegado a caer enfermo por el exceso de comida.

Con estos pequeños trucos podrás evitarte estas situaciones:

No debes saltarte el desayuno: Si eres de las personas que piensan que por ahorrarte comidas vas a ingerir menos calorías y por ello comerás menos, es un grave error. El desayuno es la comida más importante del día ya que desde por la noche tu cuerpo no ha ingerido ningún nutriente ni vitamina y por la mañana es cuanta más energía necesitamos, entonces el desayuno va a ser nuestro gran motor para funcionar durante todo el día.

Si tu dejas de desayunar porque con la comilona del medio día vas tener suficiente no te va a funcionar, lo único que va a pasar es que vas llegar con muchísima hambre y vas a comer el doble, o antes de llegar a sentarte en la mesa ya habrás picoteado de todos los platos.

La mejor solución es al levantarse hacerse un buen desayuno pasar el día lleno de energía y así no tendrás tanta hambre y comerás mucho menos.

  •  Comer despacio y sin prisa: Se recomienda masticar muy bien la comida, nuestro estómago no tiene dientes y si los trozos de comida llegan demasiado enteros la digestión es mucho más pesada y complicada, pueden aparecer los ardores y la angustia. Debemos masticarlo todo muy bien para facilitar ese proceso de digestión, además que al hacer eso le mandamos una señal a nuestro cerebro de que el cuerpo se está quedando satisfecho y por lo tanto no tendrás ganas de seguir comiendo y no ingerirás más comida de la que tu cuerpo te permite.

 ·         Beber agua: En estos días de celebración sin siquiera darte cuenta podrías pasar un par de días sin tomar una sola gota de agua, con los refrescos, el vino, cervezas, las copas, el café… va pasando el día y el agua no aparece en ningún momento sobre la mesa. El cuerpo humano es 80% agua, nosotros somos agua así que no podemos permitirnos el lujo de olvidarnos de ella, debemos beber entre medio litro y dos litros al día. En fechas así es cuanto menos podemos dejar de hacerlo. Nos ayudará a limpiar las toxinas de nuestro organismo y a no deshidratarnos, además de que nos hará sentirnos saciados y no comeremos más de lo debido.

 ·         Hacer ejercicio: Si hay veces que en tu rutina diaria cuesta ir al gimnasio, salir a correr o ir a caminar, en días festivos lo vemos una tarea complicada, pero no hay que olvidar que en estos días aún es más importante el moverse, ya que nos pasamos el día sentados con esas largas comidas y charlas en familia o amigos y si solo hacemos que comer y no nos movemos nos va a ser casi imposible no subir de peso. Se tendrá que hacer el esfuerzo de hacer una serie de ejercicios dependiendo de a lo que estemos acostumbrados, salir media hora a caminar o correr o incluso animar a toda la familia a salir a la calle y pasear.

 ·         No repetir: Debemos de disfrutar de esos platos que solo comes en estas fechas y que tus abuelos o padres han preparado con tanto cariño, eso sí con moderación y sin exceder y por ello es importante no repetir el plato.

 ·         Elegir bien: Si en vez de tomar refrescos que tienen tantos azucares optamos por beber zumos naturales estaremos ahorrándole a nuestro cuerpo una gran cantidad de calorías y de toxinas.

En esas reuniones suelen haber varios platos y variados, debemos intentar comer de lo más sano como puede ser el pescado, conejo, pollo, pavo o huevo son alimentos muy sanos y recomendados en nuestra dieta.

 ·         Cambiar platos: Si este año eres tu el anfitrión puedes cambiar los ganchitos y snacks… por ensaladas bien completas y saludables, frutos secos como almendras, nueces, setas, mariscos… hay una gran variedad de comidas que son saludables y se pueden poner de entrantes en una comida.

Si solo eres un invitado también puedes animar al cocinero a cambiar este año el menú por uno más sano y así hacer algo diferente.

 ·         No hacer dietas previas: No debemos tener el concepto de que las dietas solo sirven para bajar de peso y así poder comer todo lo que queramos en las fiestas. Las dietas que solo prohíben alimentos lo único que harán es que después de perder esos dos o tres kilos cuando vuelvas a comer esos alimentos, aumentes de peso, pero esta vez cinco o seis kilos más.

Las dietas sirven para enseñarse hacer un cambio de vida y de alimentación, así que si empezamos una que sea para cuidar nuestro cuerpo, no para maltratarlo con efectos rebote.

 ·         Escuchar tu cuerpo: Este es un consejo muy importante, debemos estar atentos y escuchar nuestro cuerpo ya que será él, el que nos indique cuando debemos para de comer y evitar ese malestar o esa angustia por culpa de un exceso de comida.

No se debe acabar cuando no quede nada de comida en la mesa, se debe acabar cuando a tu cuerpo ya no le hace falta que entre más comida.

Con estos consejos podrás evitar que todos los esfuerzos de llevar una vida sana durante el año no hayan sido en balde y puedas seguir sintiéndote sano y lleno de energía.

El mejor regalo que te puedes hacer a ti mismo estas navidades es no comer ni beber en exceso y así podrás disfrutar al máximo de tus seres queridos y de estas fechas tan especiales.

 

 CORP&MENT

Nutrición y Masaje en Alzira

 

 

Artículos relacionados